Archivi categoria: Poesia

Amor de Ciudades – Poemas Antonio Nazzaro

Dónde están

tus palabras en gestos

tus versos en miradas

tus gritos que estremecen

tus labios silentes

tus ruidosos pensamientos

los cantos sin música

armonía de vuelta de estrellas

¿Dónde estás?

¿Cozumel?

Perdimos sueños

aquí

en este barco de

piedra y selva

a nuevos puertos

andando

inmóvil

asfalto y arrecife

se clavan

único mar

pasos lentos

leves

antiguas bellezas

pasan

blanco lino y

flores

olas se orillan

al malecón

cansadamente apoyado

al horizonte

desconocidos

trazos

rutas

graban

sueños

 Cozumel?

Abbiamo perso i sogni
qui
su questa barca di
pietra e selva
a nuovi porti
andando
immobile
asfalto e scogli
si tuffano
unico mare
passi lenti
lievi
antiche bellezze
passano
bianco lino e
fiori
onde che approdano
al lungomare
stancamente appoggiato
all’orizzonte
sconosciuti
tratti
rotte
incidono
i sogni.

El encuentro

Volutas de humo

arquitrabes de estrellas

este cielo de ventana

pasos inconstantes

en el ritmo del baile

clavado en los hombros

de mujeres constantes

sonidos de selva y claxon

aire negro

ritmos desconocidos

cruzan las calles

faros se persiguen

ojos de dos amantes

perdidos bajo la lluvia

hacen danzar al metro

violines

murmullo incesante

acordeones y coches

ermita de tantos la acera

a cada metro

ojo de serpiente

la harta amante al lado

volutas de humo

arquitrabes de estrellas

dibujan su rostro

en esta ventana de cielo

l’Incontro

Volute di fumo
architravi di stelle
questo cielo di finestra
passi incostanti
nel ritmo del ballo
inchiodato sulle spalle
di donne costanti
suoni di selva e claxon
aria nera
ritmi sconosciuti
attraversano le strade
fari si inseguono
occhi di due amanti
perduti sotto la pioggia
fanno danzare il metrò
violini
mormorio incessante
fisarmoniche e auto
eremo di tanti il marciapiede
ad ogni metro
occhio di serpente
la stufa amante al lato
volute di fumo
architravi di stelle
disegnano il suo volto
in questa finestra di cielo

Inquietud

Que engaño eres tú

ojos verdes

nubes y gasolina

salpicada de estrellas

la noche

faros de coches tajan

manos de inquietud

largas se desenvuelven

las calles

cortos cabellos

danza el metro

vidas en ruidos de tajones

se dispersan

coches se llevan sueños

piel blanca ojos verdes

taxis blanco y verde

ruido de motor

movimientos rápidos

palabras caen

lluvia petróleo

se va el sueño

de verdes ojos

al lado

sobre una banca

duerme

Ciudad de Mèxico

Ciudad de mar

Tus ojos

luces del escenario

bajo el alto cielo

noche espectadora

palabras vuelven a poesía

Viajes de tinta-petróleo

sobre asfalto

ensangrentado

Luces se deslizan

sobre

el puente de Insurgentes

Juegos de viento y lluvia

cabellos esparcidos

Aroma no aferrado

tu piel-lluvia

Oprime la vida

corazón ahogado

de la ciudad

Otra estrella

indica el camino

Postes de luz y faros de coches

lento corre el río

Juegos de enredos

edificios del diecinueve

Orillas que se dejan

mojar

por filas

de coches

Ruidos de motor

olas rotas

contra arrecifes

aceras

Trémulas luces de lámparas

en mar de calles

Paso rápido

no cede

al amor

Como lluvia

caen

neón enredados

cuerpos blancos

Levedad

baile amoroso

ebrio bailarín el metro

de amor danza

en pecho

aridez

encendida de verde

Taxis blanco y verde

al andar

Y es casi el fin

manos en un abrazo

cruces de calles

mares humos ciudad

una

mujer

a

Ciudad de México

Casisla

 Llega olor

marino

y selva

no acabadas

casas

precariedad y

olas

a repetirse

sonrisas espumosas

toque

de suspenso

aire húmedo

se cierra un beso

de mar

ya se va la noche

cruceros

pasan

ciudades

desconocidas

negro mar

compás

de monte y olas

pasos solos

recorre el piso

una cucaracha

acuoso chiste

el aire

sentada en las calles

se queda atrás (pasa)

la vida

Casisla

Arriva odore
marino
e selva
non finite
case
precarietà e
onde
a ripetersi
sorrisi spumosi
sospeso
attimo
aria umida
si chiude un bacio
di mare
fugge già la notte
navi
passano al crocevia
città
sconosciute
mare nero
ritmo
di montagna e onde
passi soli
attraversa il pavimento
uno scarafaggio
scherzo acquoso
l’aria
seduta nelle vie
si attarda (passa)
la vita.

Esta mañana

tendida al sol

en la ligera niebla

se dibujan

ojos

tuyos

luces juegos

nubes pasajeras

rozan techos

manos

tuyas

caricia terciopelada

mirada

ruidos de vida

se alzan

despertar

del

apagado corazón

ciudad lluviosa

Deseo

 Dibujas parabolas

eroticas contorsiones

bajo este lluvioso cielo

coche que huye en la noche

la mirada perverción

metro feliz se arroja en un tunel

verde neón reluce

en agitados charcos

las manos garras dulce

llantas comen el asfalto

pasos veloces

en equilibrio

entre

mujer y

ciudad

¿quien erers tu?

Falta de identidad

 Se abre camino en calles

el sol

reflejos de carros al pasar

instantes de vida

se acercan

rápidos

agarra un cabello negro

en la boca de la ciudad

se lanzan

neón y rostros

ceguera del momento

como tu ausencia

ciudad

Mirada hacia…

 Se desliza la lluvia

calles a sucederse

ríos callejeros

bajan felices

corazón ahogado

de la tarde

el metro nada tranquillo

pobre crucero

olor a gasolina

faldas de asfalto se abren

la Libertador y la Miranda

amores desconocidos

dibujan visiones cinéticas

y no hay pausa

mirada petareña

traza sueños

de una ciudad

 Sguardo verso…

Scivola la pioggia
vie che si succedono
fiumi di strada
scendono felici
cuore affogato
del pomeriggio
la metro nuota tranquilla
umile crocevia
odore di benzina
gonne d’asfalto si aprono
la Libertador e la Miranda
amori sconosciuti
disegnano visioni cinetiche
e non c’è pausa
periferico sguardo
traccia sogni
di una città.

Cada

Cada palabra es

una lagrima

cada lagrima

un paso lento

cada paso lento

un encuentro

cada encuentro

un boleto de solo ida

cada boleto de sola ida

un beso no dado

cada beso no dado

una poesia

cada poesia

un silencio ruidoso

cada silencio ruidoso

una palabra

cada palabra

es

1301_479133048828717_2040116264_nRacconti sfilacciati –

Poetica

Mis poemas son como fotografías, en el sentido que cristalizan un tiempo y un movimiento y lo convierten en “el momento”. El momento es ausencia y suspenso, es la imposibilidad de poder decir sino de mirar y permitir de leer esa mirada que desvela, a través de la ironía, la soledad. Que la soledad sea vacía o plena depende del instante, pero su presencia es la verdadera constante. El valor de la palabra es fundamental por eso intento casi siempre dejarla sin artículos y en una posición grafica que la ata a la siguiente pero, al mismo tiempo, le da un espacio y un ritmo propio. Escribo en español, no en castellano, vivo en Latinoamérica, y también porque es mi forma de recordarme que mi amado País me hizo emigrante. Este es el último y único recuerdo que tengo de Italia.